5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró todos los reinos de la redondez de la tierra en un momento de tiempo
6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí es entregada, y a quien quiero la doy
7 pues si tú adorares delante de mí, serán todos tuyos
8 Y respondiendo Jesús, le dijo: Vete detrás de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor Dios tuyo adorarás, y a él solo servirás
9 Y le llevó a Jerusalén, y le puso sobre las almenas del Templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo
10 porque escrito está: Que a sus ángeles mandará de ti, que te guarden
11 y en las manos te llevarán, para que no dañes tu pie en piedra
12 Y respondiendo Jesús, le dijo: Dicho está: No tentarás al Señor tu Dios
13 Y acabada toda tentación, el diablo se fue de él por un tiempo
14 Y Jesús volvió en virtud del Espíritu a Galilea, y salió la fama de él por toda la tierra de alrededor
15 Y él enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado de todos