18 Y luego, dejadas sus redes, le siguieron