3 Voz del que clama en el desierto: Aparejad el camino del Señor; enderezad sus veredas