19 Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba al cielo, y se sentó a la diestra de Dios