23 Si alguno tiene oídos para oír, oiga