10 Y les decía: Dondequiera que entréis en una casa, posad en ella hasta que salgáis de allí