7 Y en vano me honran, enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres