46 Y buscando cómo echarle mano, temieron al pueblo; porque le tenían por profeta