5 Y tardándose el esposo, cabecearon todas, y se durmieron