17 Y he aquí una voz de los cielos que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo contentamiento