11 El diablo entonces le dejó: y he aquí los ángeles llegaron y le servían