42 Al que te pidiere, dale; y al que quisiere tomar de ti prestado, no se lo rehuses