14 Porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida; y pocos son los que lo hallan