28 Desde la puerta de los Caballos restauraron los sacerdotes, cada uno enfrente de su casa