10 También yo, mis hermanos, y mis criados, les hemos prestado dinero y grano; soltémosles ahora de esta carga