3 Con su maldad alegran al rey, y a los príncipes con sus mentiras