23 En toda labor hay fruto; mas el hablar y no hacer, empobrece