13 Los labios justos son el contentamiento de los reyes; y aman al que habla lo recto