28 También ella, como robador, acecha, y multiplica entre los hombres los prevaricadores