7 El alma saciada desprecia el panal de miel; mas al alma hambrienta todo lo amargo es dulce