16 El príncipe falto de inteligencia multiplicará los agravios; mas el que aborrece la avaricia, prolongará sus días