9 Abre tu boca, juzga justicia, y el derecho del pobre y del menesteroso