21 No se aparten de tus ojos; guárdalas en medio de tu corazón