19 Mejor es mi fruto que el oro, y que la piedra preciosa; y mi rédito mejor que la plata escogida