18 Y no saben que allí están los muertos; que sus convidados están en lo profundo del Seol