18 Porque el que en esto sirve al Cristo, agrada a Dios, y es acepto a los hombres