23 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios