5 El Señor a tu diestra herirá a los reyes en el día de su furor