4 Tú encargaste tus mandamientos, que sean muy guardados