95 Los impíos me han aguardado para destruirme; mas yo entenderé en tus testimonios