13 Porque tú poseíste mis riñones; me cubriste en el vientre de mi madre