18 Si los cuento, se multiplican más que la arena; despierto, y aún estoy contigo