13 Porque fortificó los cerrojos de tus puertas; bendijo a tus hijos dentro de ti