4 El limpio de manos, y limpio de corazón; el que no tomó en vano mi Nombre, ni juró con engaño