12 Por tanto a ti canté gloria, y no callé; SEÑOR Dios mío, te alabaré para siempre