7 He aquí proferirán con su boca; espadas están en sus labios, porque dicen: ¿Quién oye