7 Porque por ti he sufrido afrenta; confusión ha cubierto mi rostro