20 Aquí terminan las oraciones de David, hijo de Jessé