23 Y mandó a las nubes de arriba, y abrió las puertas de los cielos