58 Y le enojaron con sus lugares altos, y le provocaron a celo con sus esculturas