16 Y Dios les hubiera sustentado con lo mejor del trigo; y de miel de la piedra te hubiera saciado