17 Los malos volverán al Seol; todos los gentiles que se olvidan de Dios