4 Porque has hecho mi juicio y mi causa; te has sentado en silla juzgando justicia