4 Y la paciencia consuma la obra, para que seáis perfectos y enteros, sin faltar en alguna cosa