10 El hombre hereje, después de una y otra corrección, deséchalo