15 Y me dijo el SEÑOR: Toma aún los aperos de un pastor loco