24 No se preocupen por su propio bien, sino por el bien de los demás.