8 La profecía, el hablar en idiomas desconocidos,
y el conocimiento especial se volverán inútiles. ¡Pero el amor durará para siempre!