50 Cuando Baal-hanán murió, reinó en su lugar Hadad; y gobernó desde la ciudad de Pau.
Su esposa fue Mehetabel, hija de Matred y nieta de Mezaab.