13 Como no fueron ustedes, los levitas, los que llevaban el arca la primera vez, el enojo del Señor
nuestro Dios se encendió contra nosotros. No habíamos consultado a Dios acerca de cómo trasladarla de la manera apropiada».